04 abril 2017

Segundo intento...up! ; )














G

O

T

E

🌸

N

D

O




P

R

I

M

🌸

V

E

R







Asomó la nariz y desapareció entre frío y lluvia.
Llegó abril y volvió con nosotros la Primavera
(  para desgracia de alérgicos y depresivos  ;-)

La comprendo, a veces también yo necesito desaparecer.

Necesitamos ovillarnos y tomar aire cuando todo nos congela
o la elevada temperatura -sobre todo la mental- se hace insoportable.
Por ejemplo, yo me escondo aquí huyendo de fuera y otras veces huyo fuera 
desapareciendo aquí. No hace falta un motivo, de pronto ...necesito irme.
Por eso es impagable cada vez que me permitís acurrucarme 
entre vuestras letras, correr sobre vuestras ramas, de 
pensamiento 
en 
pensamiento 
hasta hacer desaparecer  los míos.
No imagináis cuánto os lo agradezco.

Hasta hoy, siempre he robando/birlado 
las imágenes o fotografías que me gustan
construyendo las tonterías que  veis  aquí.
Realmente  no sé escribir, lo que hago es
tejer letras a imágenes. Nada más. Eso es
lo que de verdad me rechifla. Bien, por
esta vez, no podrán demandarme 
por infringir el copyright ; ) 

Todas
las imágenes 
que veáis en esta entrada son mías. 
Fuera está todo tan increíblemente bonito, que llevo una temporada
 jugando a fotografiar y cocinar imágenes. No tengo ni idea, pero con un
  móvil todo el mundo puede ser tan osado como yo y colgar lo que sea.
Pensé que quizá os apeteciera conocer algunos rincones donde 
me escondo cuando desaparezco de aquí porque
la primavera no termina de llegar 
o  no soy capaz de sacarme
 el frío ; ) 



...  ¿ Os venís ? ...




Vereis...
...Cuando 
me explota la cabeza, estoy nublada o 
necesito respirar, a unos doscientos metros 
de donde trabajo, bajo  una cuesta 
------>  A la izquierda 
de esta fotografía .....




 Y 
Pa s e o  por  aquí.
Si voy sola siempre por la hierba.

Entre estos árboles que parece 
mástiles de barcos fastasmas
con el velamen  colgando
al lado del
 río...






...O de 
estos otros
con faldas hawaianas
de enredaderas, sobre hierba 
salpicada de pequeñas margaritas...






Hasta llegar aquí, 
mi sauce llorón.
No os imagináis la de veces
que he visto llover bajo sus ramas.
Gotea  como  si  de  verdad llorara, 
a veces lo hemos hecho juntos 
en silencioso  duo ; )







A pocos
kilómetros de aquí
tengo mi otro refugio,
el otro lugar en el que 
desaparezco.
 Ahí está él...







Mi viejo olivo.
Lo veis en cada comentario
que os dejo. El árbol de mi foto ; )

Al rededor
de aquí todo
está repleto de
prados y bosques
donde me pierdo
buscando setas,
silencio o música
de grillos.














un poquito
más allá,  desde mi roca
favorita, el lugar al que voy
cuando de verdad necesito auxilio.
Sin una palabra, se me cura todo...
El mar.