07 julio 2016

Es tiempo de...










Tras una campaña electoral "bis", con resultado ídem. 
Hundidos en la infinita espiral del más de lo mismo.
Ahogados por el calor, por si os apete agarraros ...




... SUMI-E ... 

Precisión, rotundidad y extrema delicadeza en tinta con pinceles gruesos. Arte milenario donde no cabe error, ni retoque o titubeo. Mente y brazo, uno. Tan etéreo como como contundente. La esencia se impone a la apariencia, lo espiritual a la materia. Nada que ver con lo que ocurre en este país. Suscritos de por vida a la España de charanga y pandereta de la que hablara MACHADO. Pasto de lo burdo y obvio. Sin tuétano en el cerebro. Abisales de superficie. Viscerales y fácilmente manipulables. Sobrados por fuera, infinitamente cobardes dentro. Incapaces de unirnos y renunciar a intereses individuales seguimos con peineta y cuernos tuneados de 3.0. No puedo comprender cómo siendo la sociedad más avanzada tecnológicamente, seguimos tan simplones y embrutecidos dentro. El materialismo nos está volviendo piedras. Ballenas varadas en puerto y creo ya es tiempo de ... Reemprender el camino hacía el mar. Reaprender lo olvidado. Lo esencial. Tiempo de mirar hondo, no en superficie, rápido y corriendo, como hacemos ahora. Necesitamos volver a evidenciar lo sutil, sobre lo obvio.  Tiempo de comprender que la flexibilidad y delicadeza siempre vence a lo rígido. Al grito, al abuso, la sanción y el manotazo. Al mero interés particular o conveniencia,  único motor ahora.  La naturaleza habla. Nos lleva hablando desde siempre. Es tiempo de escucharla...






 Cuestión de confianza y perseverancia.
Nadie dice que sea fácil, pero
... ¡Es tiempo de intentarlo! ...









A pesar de los pesares, me rechifla vivir aquí. 
Con todas sus luces y sombras este es un país precioso.
Repleto de contrastes verde, costa, pardo, montaña, luna y...






Sol. Muchísimo sol. Él es el que nos da esa vidilla que tanto 
 envidian fuera. Esa fuerza que nos levanta volviéndonos 
luz
 cuando 
más a oscuras andamos . 
Así es que sintiéndolo infinitamente por 
cuanto vampirillo lleve mal
esta época  del año es...